Comentarios

Antonio Elizalde, socio n. 62
Una vez mas la Convención de Tullianos valió la pena. Después de asistir a las anteriores uno cree que la última es la mejor, simplemente porque está más fresca en la memoria. Pues bien, a pesar de todo esto creo, que esta si es la mejor convención y que difícilmente será superada.
Muy bien los Tundra, como ya nos tiene acostumbrados, con un líder incuestionable, José Ignacio, que cantando y con sus bromas refleja la auténtica naturaleza de las convenciones. Magnifica su actuación, contundente como siempre.
Después en el sorteo de regalos, felicitar a Carlos que se llevó la mitad de los premios por lo menos, ¡qué suerte!
Y para finalizar, la actuación de los italianos OAK. Inmensos, he vibrado con la increíble versión del A PASSION PLAY. Se atreven a empezar el concierto con la que es, para mí, la obra cumbre de los Jethro, la obra más complicada y difícil de interpretar de todas las compuestas por Anderson. Además, incluyen el cuento de la liebre, nada fácil por cierto, y generalmente ignorado en otras versiones, con una narración de Jose Ignacio, memorable. Felicidades. Me encantaron sobre todo las interpretaciones de LOCOMOTIVE BREATH y SWEET DREAM, magnificas y de una fuerza y calidad insuperables. Agradecer el detalle de los regalos que hizo el líder del grupo al público asistente (los que tuvieron la rapidez de ir a coger el CD de regalo). Fantástico grupo los OAK, fieles a la música de los Tull y memorables al final de nuestra 7ª Convención.
Bien, no todo van a ser elogios, la única pega que le he encontrado, y en eso yo también soy culpable, es que noté al público un pelin frío, quizás rácano en los aplausos y creo que los artistas (los OAK sobre todo) se merecían un poco mas de entusiasmo.
Finalmente agradecer a todos artistas que han intervenido (incluidos los SUN), su esfuerzo y profesionalidad porque, que como cada año, nos hacen pasar una tarde-noche inolvidable. Agradecer a nuestro ilustre invitado Jonathan Noyce, su presencia y sus intervenciones en el escenario. Y sobre todo agradecer y felicitar a Albert Villanueva, como presidente de la asociación y a todos los que han colaborado por el éxito de esta Convención.
Saludos a todos y ¡a por la octava!

Albert Villanueva (Gavà), socio n. 1
Pasó la Convención y el regusto dejado en la boca sigue siendo muy dulce. Mucha gente comentaba en la madrugada del sábado al domingo que había sido la mejor de todas... Tal vez lo último que vivimos es lo que tenemos más fresco. Para mí, con el tiempo, cada una de las Convenciones ha tenido su encanto y sus momentos memorables.
Pero es cierto que en esta 7ª Convención se han dado muchas situaciones que han elevado el nivel de satisfacción. Creo que ha sido la Convención con más público en el Marc Grau, cosa que ha hecho que el ambiente fuera magnífico. El nivel musical de todos los participantes ha sido altísimo, con momentos espectaculares. Los números han cuadrado con un superavit espectacular.
Es cierto que han habido cosas no tan buenas... Las dichosas pruebas de sonido (que estoy seguro que el año próximo irán mejor), la falta de muchos Tullianos... Pero en conjunto creo que ha valido la pena el tiempo y el esfuerzo invertido.
Y a la hora de dar las gracias, como siempre, hay muchos nombres.
A Juanjo de Ávila, por ir del Marc Grau al hotel no sé cuántas veces. Y por esos bocatas que prepara...
A Jordi Segura y su esposa, por hacerse cargo del bar durante varias horas.
A Xavi Folch, por estar para todo lo que se le necsita.
A Joan Blanch, por implicarse como se implica y por todo el material que aporta al sorteo.
A mi hijo Aleix, por ayudar en el bar (aunque al final me pidiera propina).
A Gus Solé, por ayudar siempre con entusiasmo.
A Adolfo Molero, por su ayuda en los patrocinios (aunque después no pudiera disfrutar de la fiesta).
A Jordi Romaguera, por venir a pesar de los pesares.
A Gabriela y José Ignacio, por todo el curro.
A todos los que vinieron de fuera: Jordi Vilalta, Paco Jiménez, Luis Manuel García, Cristóbal Vergara, Juan Ángel Guerra, Carlos Mayor, Jesús Ángel Capellán, Javier Doadrio, Juanjo Jiménez.
A los chavales de SUN, por contagiarnos su ilusión.
A los Tundra, por mejorar año a año.
A los OAK, por tener los huevos de empezar un concierto con A Passion Play.
En fin, qué más deciros... Que creo que podemos estar orgullosos de nuestra Convención y que, siete años atrás, quién nos iba a decir dónde hemos llegado!!.
Desde ya, empezamos a preparar la siguiente.

Cristóbal Vergara (Madrid), socio n. 18
La Convención de este año la recordaré como una de las mejores por la altísima calidad de todos los músicos participantes y también una en la mas he disfrutado.
Pasados ya los años de Convenciones “al borde de un ataque de nervios”, ahora es una delicia comprobar que todo discurre según lo planificado y no existen sobresaltos de ultima hora. Gerry Conway y esposa se borró de nuestra convención y él se lo perdió. Puedo asegurar que ellos perdieron muchísimo más que nosotros. Que le pregunten a Noyce lo bien que se lo pasó.
El Viernes 3 de Julio pasamos la tarde en el centro de Barcelona, junto con Martin Driver, los componentes de Oak y por la noche también con Martin Web y es de agradecer que por fin los británicos se interesen por lo que hacemos aquí, en la península ibérica.
El  Sábado a temprana hora fuimos directamente al Auditorio de Gavá en donde estaba ya parte del equipo instalado y todo hacia ver que seria el primer año que ya por la mañana se solucionaría el tema de las pruebas de sonido. Intento fallido, pues como siempre las pruebas se alargaron durante muchísimas horas y el bueno de Noyce que estaba desde antes que nosotros, dio muestra de su infinita paciencia (hay que tenerla para aguantar a Anderson durante tantos años) y aguantó hasta casi las tres del mediodía le tocara su turno. Media hora mas tarde por fin aparecí por el Flora Park y empecé por fin a ver las caras conocidas de años anteriores, abrazarme con ellos y poderles preguntar por fin como les va la vida. Hablé con todo el pude, pero noté ausencias de amigos que me hubiera gustado saber de ellos.
La comida estuvo abundante como siempre pero si hubiera estado a mi hora todo habría estado caliente y mejor. La formula de los numerosos entremeses de pie es buena idea y se puede repetir otro año.
El concierto empezó a las siete de la tarde (muy buena idea) y como siempre seguí con el ritual de hacerlo yo mismo. Bueno si eso es lo que los socios piden, no hay problema. Tan solo dos canciones, una dedicada a Pacita y otro año más que doy comienzo a la Convención de Tullianos.
Este año me extrañó que ningún socio más tuviera el animo de subirse al escenario a compartir la fiesta cantando los temas de nuestros amados Jethro Tull. Paco de Mallorca estuvo allí y dio buena cuenta de su maestría durante todo el día a la guitarra, pero por diversos problemas no estuvo sobre el escenario. Una pena y todos salimos perdiendo con ello y es verdad que trató de ayudar al ambiente lúdico del día y la bronca se la tengo que echar a aquellos que podían haberlo hecho y por los problemas que tengan (como el resto) estén ausentes y no contribuyan a subir el nivel de divertimento de nuestra festividad. Se invierten gran cantidad de recursos y debemos aprovecharlos. Quizás la gente no se da cuenta de lo que logramos todos los años, pero yo al menos no pienso dejar que se marchite poco a poco. Cada día estoy más orgulloso de lo logramos y pondré todo el empeño necesario para lograr que cada año lo pasemos mejor.
Los siguientes en tocar fueron Sun, un grupo formado por cuatro voluntariosos chavales que se lo pasaron fenomenal. Ellos pertenecen al genero de Hard Rock, es algo ajeno al la temática tulliana, pero es verdad que la versión de Doctor to my Diseace fue estupenda y ellos trajeron un buen numero de asistentes al concierto y eso es de aplaudir.
Después fue el turno de Tundra. Sobresaliente igual que el año pasado. Como siempre brilló José Ignacio que tiene un carisma y una voz que parece increíble que año tras año se pueda incrementar. Sonó Love Story, Aqualung con Jonathan Noyce al bajo, Cross Eyed Mary con Jerry Cutilo a la flauta y para terminar un Mistreated de los Deep Purple. Ya me dejaron atónito el año pasado con este tema pero este año además la tocaron con el guitarrista de los Oak y ... ¡Dios Mío! Como fue aquello. Sin duda alguna lo mejor de toda la convención y uno de los mejores momentos musicales de mi vida. No exagero, de verdad.
Después de esto, un pequeño descanso para hacer la rifa, y con ello vino el despiporre con Carlos Belles de Guadalajara que se llevó el solito la mayoría de los premios. La gente gritaba: ¡Tongo, tongo! Pero es que nadie sabía que el también se dejó mas que nadie un generoso puñado de euros en papeletas. La subasta del disco me la llevé yo, pero Carlos me lo puso difícil y al final me “cedió” la puja máxima de 50 Euros.
El plato fuerte de la noche era el concierto de Oak y se rumoreaba que iban a interpretar trozos de A Pasión Play, y joder si lo hicieron: Un 90% de todo el disco, de seguido como los Tull en sus mejores momentos. José Ignacio se marcó (¡de memoria, sin leerlo!) un The Hare ... que nos maravilló a todos. Jerry se lució con los instrumentos de viento, guitarra y el resto del grupo “calcó” el disco. Pero es que después se marcaron una versión de un cuarto de hora del Chateau D’isaster portentosa. Todos aquellos que se lo perdieron no se pueden imaginar lo que fue, algo irrepetible y que por si solo merecía el esfuerzo de acudir a Gavá. Mas tarde llegó la hora de los temas más clásicos de los Tull como Skating Away... y Witche’s Promises con una bonita coreografía por parte de Gabriela. En la única canción propia de los Oak, My Old Man José Ignacio salía ataviado de Viejo/Agualung, sorprendiéndonos a todos. Jerry se marcó una serie de temas instrumentales de flauta en King Henry’s Madrigal/ Holy Herald/Bouure y My God que también fue soberbio. Sweet Dream y Minstrel on the Gallery fue otro de los momentos que más me gustaron de toda la noche para acabar Like a Tall Thin Girl con un solo de batería y un fascinante solo de bajo de Jonathan y en un ambiente festivo todos los participantes al concierto salieron a saludar. Podía haber habido mas canciones pero era la una de la madrugada y aquí se acabó esta maravillosa séptima convención.
 Digo de todo corazón y con total convencimiento que me lo pasé genial durante todo el día y quizás ha sido una de las mejores que se han celebrado a lo largo de estos últimos siete años. Felicidades y gracias a todos los que han conseguido con su esfuerzo que hayamos logrado realizar este evento dentro de estos duros tiempos de crisis.

Xavier Folch (Viladecans), socio n. 53
...y pasó volando...
Hace ya dos semanas de nuestra VII convención, y como siempre nos lo hemos vuelto a pasar en grande...con momentos álgidos y momentos valle...
TULLIANOS: como siempre, un placer volver a reencontrarnos para echar unas risas y beber unas birras. El peor momento, que siempre se encuentra a faltar a algunos tullianos (sic, puta crisis...)
COMIDA: es fundamental alimentarse bien para aguantar el resto del día, para mi es uno de los puntos fuertes de la convención (ver punto anterior) y hacerlo de pie fomenta que puedas ir saludando a la gente. Lo peor, el momento video, al final pues no hubo video (grrrrrr, en la lista de cosas a mejorar para futuros años)
CONCIERTOS: el auditorio Marc Grau es bucólico cuando no hay sol (en caso contrario,  es un asador de pollos (Heaven&Hell), os lo pueden asegurar los músicos y todo aquel que ha estado por allí antes de los concierto)
Me gustó mucho la estructura de los conciertos, Cristobal abriendo los conciertos, una banda joven y local como los S.U.N., nuestros queridos Tundra y de plato fuerte los OAK, todo esto amenizado con la presencia de un ex-tull como Jonathan Noyce.
Como siempre Cristóbal estuvo locuaz cual Anderson, el día que alguien proponga otra forma de abrir los conciertos me daré de baja de tullianos. Imprescindible ya su Too Old to Colesterol... y la novedad de este año fue la traducción de la letra de Grace...llevaba meses preparándola...
Los S.U.N. aportaron un plus extra de público (entre familiares y amigos) que nos fue muy bien para cuadrar los números de la convención con el gasto del bar...lo mejor es que luego también se quedaron para ver el resto del espectáculo, es más, si no les hubiera gustado les habríamos devuelto el importe de la entrada (Cristobal dixit) Hay suficiente movida musical en Gavà como para contar con otras bandas locales en futuras ediciones, eso si, que se toquen algo de los Tull.
En nuestra labor de ONG, damos cobijo a bandas como los Tundra...siempre tienen un as bajo la manga (musical o escénico) que hace que por muchas veces que los hayas visto siempre te sorprendan. Empezaron con In The Flesh del disco Thick as a wall de los Pink Tull... al menos en nuestra convención no hay crisis del ladrillo...entremedio el repertorio habitual, Hymn 43, Aqualung, Teacher, Mary la bizca, etc... y acabaron con una de los Purple.
Y los OAK, empezaron con un buen trozo del A Passion Play, con un par de bemoles, y siguieron con Chateau D’Isaster, los bemoles cuadrados... esto justifica también una convención ¿cuantos de vosotros habeis visto a los Tull tocar el APP? Vale, no son los Tull, pero a falta de pan buenas son tortas...¿y os había contando antes alguien el cuento de la liebre? ayer en la reunión post-convención, salió alguna idea nueva al respecto... Entre el público había dos tendencias mayoritarias, los que conocíamos APP (que literalmente flipamos) y los que no (quizás para esta gente fue un poco más duro este momento)
La única pega de los conciertos, es que no me gusta como acaban de sonar los aparatos...el sordito curra poco...
FINANCIACIÓN: como siempre el bar funcionando a todo trapo, los bocatas de Juanjo de 10, gran sorteo de material de coleccionista, Joan difundiendo la cultura audiovisual de los Tull desde el tenderete de la mercadotecnia, aquí lo que falló fueron las camisetas...no se si es que ya tenemos los armarios llenos de camisetas negras o que, pero este año se han vendido menos...de cara al año que viene será mejor hacerlo al revés, imprimirlas bajo pedido en plan numerus clausus (avisados estais todos, atentos a los mails) Como digo siempre, todo el gasto que hagamos es para pagar nuestra fiesta...
BACKSTAGE: ha sido un fin de semana de ir arriba-abajo, aeropuerto aquí-allá, no os daré la vara con los detalles...simplemente destacar que seguimos sin tener un backstage cerrado a cal y canto, de momento (y espero que por muchos años) siempre nos podemos acercar a los músicos y a los invitados (este año Noyce, cachondo como él solo) en casi cualquier momento para hacernos fotos, charlar, comer con ellos, etc... entre otras cosas, gracias a que hasta el momento siempre se han encontrado cómodos en el ambiente de la convención (y esto es gracias al trato que les damos entre todos los tullianos, de no agobiarlos a cada momento, de dejarlos comer tranquilamente, etc..)
Por cierto...
¿alguien ha visto mis lentes?

PS: ya se que es muy hortera, pero dejarme que salude en la crónica a mis colegas Fernando (Er Pisha de Cadiz), Mary y David (Los Caris de Madrid), Javi, Marga, Bruna de Sevilla, Joan, Anna y Sargue del foro de Marillion que se pasaron a saludar y también a Andreu que este año no pudo por problemas de agenda (¡¡¡ y fijo el año que viene repiten, al menos los de Barcelona !!!)

Juanjo Jiménez (Ávila), socio n. 80
Bueno, pues ya pasó otra convención.
Para mi todas van siendo las mejores, pero en cada una noto afianzarse las relaciones personales que tenemos.
Por eso los comentarios son de agradecimiento y de lamento por no haber tenido tiempo de sacar un poco de idem para cada uno de los [email protected].
Quiero dar las gracias a mi hijo Jony y a Mónica por acompañarme esta vez.
A Albert por regalarme tres sobrinos que así es como quiero a sus hijos.
A Rosaura por preocuparse por mí.
A Gabriela y Jose Ignacio por el tamdem que hacen preparando todo.
A jose Ignacio por superarse cada año en el escenario, (sabeis que interpretó la colaboracion que hace con nerurastenia).
Un monstruo.
A OAK, por ser tan cercanos, y por ese A PASSION PLAY.
En fin un abrazo a [email protected] y dos para Adolfo que llevo dos años sin poder darselos, y a esperar a la siguiente.



Go to top