Comentarios

Antonio Elizalde (Barcelona), socio n. 62
LA CONCENTRACIÓN: en el hotel Flora Parc, creo que fue un acierto por varios motivos, porque era un sitio amplio que daba cabida a todos y lo más importante: había aire acondicionado. Allí empezaron a llegar los primeros tullianos y caer las primeras cervezas. Llegó también José Carlos Molina, que enseguida se puso a ensayar un rato con la flauta, y un poco más tarde aparecieron Dave Pegg y PJ Wright, ambos tremendamente simpáticos y amables. Mientras tanto nuestro presidente Albert nos iba “marcando” a los tullianos y acompañantes con la pegatina con el nombre. También apareció el amigo Clive Bunker, que me parece que se va a apuntar a todas nuestras convenciones, por supuesto bienvenido sea. Entre saludos, abrazos y apretones de manos empezó la sesión de fotos con los invitados y firma de autógrafos. Después se presentaron los componentes de “The Dayglo Pirates”, que al principio estaban un poco despistados pero después del aperitivo empezaron a sentirse más a gusto.
A continuación llegó la comida, con la paella, ya tradicional, y el cava para terminar. Recuerdo, que en nuestra mesa, teníamos un camarero que parecía una madre: -“¿No quieren un poco más de paella?”, “Cómanselo todo, que está muy buena”- nos decía.
EL CD: más o menos antes de los postres aparecen Gabriela y Xavi Folch con una caja, son los CD’s de Tullianos de este año y empiezan a repartirlos por las mesas. Lo primero que sorprende es el diseño de la portada y el interior. Felicidades al diseñador porque es muy original. Muy variado, completo y sorprendente por la cantidad de tullianos que han intervenido en su elaboración, ¡lo difícil que habrá sido coordinar a todos! (Ya en casa, el domingo, lo primero que hice fue escucharlo y desde luego, tiene una calidad de profesional, una auténtica maravilla. Enhorabuena a todos los participantes y sobre todo a Gabriela por la coordinación. Quisiera destacar de entre todas las canciones, más que nada por su originalidad y que por fin hay una canción de Jethro cantada en español, el tema de “Too old to Collesteroll”, interpretado por Cristóbal).
EL CONCIERTO ACÚSTICO: otro gran acierto fue la celebración del concierto acústico en la misma sala del hotel donde estábamos comiendo, pues así se evitó la espera del concierto en el auditorio. Por cierto, a los postres, apareció por la sala, Enripistas, con los brazos quemados por el sol debido al rato que estuvo ensayando por la mañana en el auditorio.
El concierto, como ya es tradicional, lo inició Cristóbal, que con su simpatía característica abrió con “Grace” y un fragmento de “Minstrel in the Gallery”, después se unió Juan Luís, que con su travesera, interpretaron “Jack in the Green” y la muy original y lograda (por la letra en español, como ya he dicho antes) de “Too old to CollesteRoll”.
Después le tocó el turno a Joan que nos cantó (con su gran voz) “Mouse Police never Sleeps” y seguidamente acompañado de Paco a la guitarra, “Witches Promises” y un fragmento de la segunda parte del “Thick as a Brick” ¡ahí es nada! Con Joan y Paco en la pista, se unió Gabriela y juntos interpretaron “Wondering Aloud”, “Slipstream”, “Crash Barrier Waltzer” y “The Wistler” (en este tema también se incorporó a las voces el cantante de los Dayglo Pirates el Sr. Paul Forrest y Juan Luís, en plan furtivo, con su travesera). Como podéis ver los tullianos se incorporaban a medida que los temas lo requerían.
Llegó el turno de J, J & J, es decir Josu y José Ignacio que nos deleitaron con “Song for Jeffrey”, “Cheap Day Return”, “Sumerday Sands”, “Dun Ringill” (aquí se incorporó a la voz un nerviosillo Gorka Gorospe, pero que cantó y “gavioteó” de maravilla), “Jack A Lynn” y “Budapest”. Ahora le tocó el turno a Dave Pegg que con su voz y guitarra, y junto a los “Jotas” tocaron “Living in the Past", "Life is a Long Song” y alguna que otra que se me olvida, después apareció con ellos también Clive Bunker con unos bongos, cedidos para la ocasión por Enripistas, para tocar “Fat Man”.
Y después llegó el turno de José Carlos Molina (el grande, el magnífico, el incomparable Molina). El solito a la flauta (con acompañamiento de música pregrabada) nos deleitó con siete u ocho temas, de entre los que recuerdo “Serenade to a Cuckoo” y “Bourée”, estupendamente interpretados con la profesionalidad que le caracteriza. También en esta ocasión Juan Luís y su flauta se colaron para tocar junto a Molina en uno de los temas, ¡Bravo por Juan Luís que tiene la valentía de codearse con el maestro!
Y fue la hora de recoger las batas y los cuadernos y dirigirse al auditorio.
EL CONCIERTO: en el incomparable marco del auditorio “Marc Grau” se preparaba el plato fuerte de la convención. Por suerte en esta ocasión no hubo muchas esperas para las pruebas de sonido y a eso de las 19: 30 empezó el espectáculo con unas palabras de bienvenida por parte de Albert y un saludo grabado de Ian Anderson (se agradece la molestia del “abuelo”).
TUNDRA: les tocó el honor de ser los primeros en el concierto y fue ¡¡¡contundente!!! Con las guitarras a todo trapo, despertaron al más dormido. Toda la banda estuvo a la altura de lo que se esperaba de ellos, con un José Ignacio cada vez más divertido haciendo las delicias de la gente con sus bromas y gran voz, tocando las canciones de Jethro con una personalidad característica propia de Tundra. A destacar la nueva incorporación de Gabriela a los teclados, que lo hizo de maravilla (aunque me parece que el canal de los teclados estaba un poco bajo de volumen). También aquí en uno de los temas se unió Josu para acompañar con su flauta, y más adelante en el tema “Cross Eyed Mary” les acompañó José Carlos Molina (me parece que a la flauta, ¿puede ser?).
Esto fue lo que interpretó Tundra: “Love Story”, “Lick your fingers clean”, “A new day yesterday”, “Hymn 43”, “Cross-eyed Mary” y “Aqualung”.
En definitiva una actuación memorable.
ENRIPISTAS Y SU GRUPO: felicidades a Enripistas que en esta ocasión se ha traído hasta batería y todo y ha logrado formar un grupo muy bien cohesionado a pesar de que como dice él, sus miembros no tienen mucha tradición “Jethrotulliana”.
Una de las características de Enripistas es que no deja indiferente a nadie, porque sus versiones son distintas, aporta mucho de nuevo a cada tema, y manteniendo la esencia de la canción, le da un giro, la transforma, siempre interpretando de manera estupenda. Se lució en el solo de flauta, sorprendió en el punteo de guitarra en “We used to known” (a mí, gratamente, no conocía su habilidad guitarrera).
El grupo, quizás un poco nerviosos al principio se fueron tranquilizando a medida que avanzaba el concierto, y siempre arropando magníficamente a su líder.
Interpretaron: “Singing all day” (suelen abrir todos sus conciertos con este tema), “Mother goose”, “Locomotive breath”, “Serenade to a cuckoo”, “Thick as a Brick” (buenísima), "We used to known” (aquí es donde Enripistas se sale con el punteo de guitarra), "Living in the past”, "Bourée + solo de flauta” (ni el mismísimo Anderson), y “God Rest Ye Merry Gentlemen” (deliciosa canción, muy lograda y muy adecuada para acabar la actuación).
En definitiva, soberbia actuación de Enripistas y su grupo. Por supuesto os esperamos en la próxima convención.
DAVE PEGG, PJ WRIGHT Y CLIVE BUNKER: tras una pequeña pausa, les tocó el turno a estos monstruos. Era el momento oportuno para ir a por otra cervecita.
Pegg y Wright tocaron temas acústicos a la guitarras y mandolina, acompañados a los tambores por el carismático Clive Bunker. Ya sabemos que es lo que les mantiene así de contentos: las cervecitas. Alguien les puso unas en el escenario, que agradecieron de todo corazón y de las que dieron buena cuenta.
Como desconozco los temas que tocaron, he de suponer que muchos de ellos deben ser de su último disco “Galileo’s Apology”, el cual se vendía en el tenderete de merchandising.
EL SORTEO: después vino el descanso para realizar el sorteo, que en esta ocasión estaba amenizado por Adolfo, y en el que tuve la suerte de que me tocara una foto del “abuelo” firmada, en la que ponía un escueto “HELLO”. En fin algo es algo. Como particularidad, decir que el mejor y último premio de la noche, un grabado de nuestro artista tulliano Josean, recayó en el último número, el 1000.
THE DAYGLO PIRATES: (vaya nombrecito). Por fin los invitados especiales de esta convención. Nada más subir al escenario y por la estética de sus componentes, sobre todo del cantante–flautista, parecía como si una máquina del tiempo nos hubiera trasladado al pasado, a los años buenos de los Tull (el Anderson del pelo largo).
El cantante se movía y gesticulaba en todas las canciones “igualico, igualico qu’el abuelico”, sobre todo en la postura ya clásica de tocar la flauta con una sola pierna. Excelentes interpretaciones y de gran calidad las de este grupo inglés, perfectas, medidas (y sin acento).
Como curiosidad, indicar que a mitad de concierto, los instrumentos se quedaron sin corriente eléctrica, situación que aprovecharon para hacer un descansito y cambiarse de vestuario.
Mientras tanto y aprovechando este forzado intermedio, Josean Fermín se dedicó a regalar uno de sus grabados a cada uno de los invitados. En la parte de arriba de las gradas estaban, entre risas, juerga y cervecitas, Pegg, Bunker y Wright, los cuales agradecieron con gran simpatía el grabado que les regalaba Josean, mientras yo iba haciendo las fotos de rigor (cuando las tenga os las haré llegar). Después nos fuimos en busca de José Carlos Molina (¡a la caza de Ñu!). Estaba sentado unas filas más abajo y después de agradecer el regalo de Josean, estuvimos un rato charlando con él. Molina, aparte de un excelente músico, es una persona muy amable y distendida. Nos contó algunas cosillas sobre Anderson, al que consideraba su amigo hace unos años pero que ahora no tienen buenas relaciones. También nos dijo que Ian sabe hablar perfectamente en español pero no lo hace ni cuando está en las giras en España, por pura soberbia, y que además tiene una casa en Granada.
Bueno, como ya se iniciaba la segunda parte del concierto de los The Dayglo Pirates, nos volvimos a nuestros asientos para seguir disfrutando de la buena música. Y ya para terminar, también imitaron el lanzamiento de globos al público que suelen hacer los Jethro al final de sus actuaciones.
El completísimo repertorio interpretado fue el siguiente (gracias a Xavi Folch, que me ha facilitado esta información): “New day yesterday”, “Living in the past”, “My sunday feeling”, “To cry you a song”, “Nothing to say”, “Mother goose”, “Songs from the Wood”, “My god”, “With you there to help me”, “Bourée”, “For a thousand mothers”, “Nothing is easy”, “Dun Ringill”, “Hunting girl”, “Back to the family”, “Minstrel in the gallery”, “Cross-eyed Mary”, “Aqualung” y “Locomotive Breath”.
E
n fin, para mi gusto este ha sido uno de los mejores grupos que han pasado por nuestras convenciones, junto con los italianos “Beggar’s Farm” que actuaron el año pasado.
En resumen, y acabando ya esta crónica, agradecer y felicitar a Albert Villanueva, como presidente de la asociación y a todos los que han colaborado por el éxito de esta 5ª Convención.
Y finalizar con un recuerdo afectuoso para los que no han podido venir, que seguro que no ha sido porque no han querido.
(Perdonad las omisiones de canciones o personas que me haya podido olvidar en esta “crónica-ladrillo”)

Gabriela Guardiola (Sant Climent), socia n. 48
Pues para mí todo comenzó el jueves. Después de montar unos cuantos cds (pocos, la verdad, Xavi y Jordi ya se habían metido el curro) allá vamos José Ignacio y yo al encuentro de Clive, Pegg y Hellen al aeropuerto.
El primero en llegar fue Clive. Con una sonrisa de oreja a oreja y un jersey que yo no sé cómo no se achicharraba el pobre hombre. Abrazos y abrazos, “Good to see you again” “Let’s have a beer!!!”
Pues eso, una cervecita y a esperar a Pegg y su chica. No tardaron mucho en llegar y ni siquiera fue necesario esperarlos en la salida de la terminal A, el color fosforescente de Pegg se reconoce desde el bar . Desde el principio muy amables y como si nos conocieran de hace tiempo.
A todos nos urgía fumar, así que para afuera y a echar unos cuantos cigarros mientras cogíamos un taxi. Al final, entre equipaje, guitarras y mandolinas acabamos yendo en 2. En uno José se llevó a Clive a su casa y yo me llevé a Pegg y a Hellen al hotel. Se les veía bastante cansaditos, así que se instalaron, me invitaron otra cerveza y no quisieron hacer nada más por ese día. Entonces ellos se fueron a caminar al puerto y yo me vine a mi casita. Por su parte, Clive, Josing, Mauro y Martin, (cuando llegó) se pegaron un fiestón que acabó a las 5 de la mañana (Jo! haberme ido con ellos!).
El viernes fue más movido. Nos fuimos Clive, Martin, Jose y yo a comer unas tapas cerca de la Catedral y de ahí ellos a descansar la borrachera del día anterior y nosotros a esperar a Cristóbal. De vuelta al hotel a recogerlos para el ensayo, en donde nos esperaban los otros miembros de Tundra y Josu y su chica, Carmen.
Toda una odisea para pillar un taxi, porque se ve que había un “algo” en Plaza España (el Butter and bread o yo qué sé) así que tarde, pero llegamos.
Ese ensayo fue una pasada. Primero ensayaron un poco Josu y Jose con Pegg y Clive (que al final no tocó en los acústicos por un pequeño fallo de coordinación, pues al no haber podido confirmar si tocaría con ellos, Josu se trajo las pistas con percusión incluida). De todas maneras fue un gustazo verlos tocar. Luego fue nuestro turno. Frankie tuvo que irse pronto así que teníamos que ensayar sin baterista, jua! Pero para eso teníamos a Clive. Aaahhh, qué maravilla tocar con el mismísimo Clive Bunker! Como dato curioso, tuvimos que tararearle Hymn 43 porque no se acordaba cuál era!. El ratito que quedó fue para un repaso de J, J & J
Yo empezaba a estar algo reventada para esas horas, así que me fui para casa, pero sé que se pegaron otra buena fiesta los que se fueron a casa de Josing.
Y entonces… empezaron las angustias. A las 12 de la noche me suena el móvil… “No han llegados los instrumentos de los Dayglo Pirates, tráete tu teclado mañana”. Oooossstia!
Por supuesto, no dormí. Luego resultó que sí que llegaron los instrumentos, pero a la otra terminal (claro, no hay problema en llamarme a las 12 para decirme que no llegaron, pero a las 12:30 ya les da vergüenza avisarme que al final sí porque ya no son horas de llamar ).
Así es que el sábado empezó a las 7 AM para mí. Después de hablar con Xavi y recuperar la calma, fui tirando para el Marc Grau, porque alguien tendría que traducirles a estas buenas personas durante la prueba de sonido (jeje, Enrique habla del sol achicharrador de las 2 de la tarde, pero para entonces yo ya llevaba 5 horas rostizándome). Pues me harté del “Where’s Gabriela?” Primero con los Dayglo, luego con PJ y Pegg. Con el cerebro hirviendo y un hambre espantosa por fin sobre las 3 nos fuimos a la comida.
Como cada año, es una felicidad ver a los colegas. Saludos, abrazos, brindis por aquí, brindis por allá (porque no llegué a los entremeses pero sí al cava ). Pero nada, a seguir pringando… toca repartir el cd. Y Albert que me pone a hablar!!! Madre mía! No sé ni lo que dije, ustedes disculparán.
Pues comenzó Cristóbal, inaugurando la convención. Qué tal el “Too old to ChollesteRoll”, eh? Yo porque ya lo había escuchado, pero igualmente me partía. Ese Cristóbal es un monstruo. Con ese toque mágico, nos da el empujón a los siguientes en tocar, para darnos cuenta de que estamos entre amigos y no pasa nada si se sale un gallo (que conste que no lo digo porque se le saliera a él, sino porque no se me fuera a salir a mí ).
Después vino Joan, primero sólo y luego con Paco. Cada vez lo hacen mejor! Yo qué voy a decir, si son mis “compis” de batalla. Pero es un placer hacer música con ellos, ya sea grabando a larga distancia, ensayando entre bastidores o en directo. Felicidades, chicos. Salió cojonudo!
Pues yo no sé si sería el gusto de verlos a todos de nuevo o los vinos que traía encima, total que a la hora de cantar ni me acordé de los nervios (y tampoco de la letra de The Whistler… qué le vamo’ a hacé’).
Y a partir de ahí, a disfrutar por un buen rato. Josu y Jose Ignacio son una pasada. Es que hasta hacen que parezca fácil. Me encantó el set list, aunque tal vez habría quitado Budapest, que siempre me ha parecido un poquito cansada. Pero bueno, que son una pasada. Y luego se les unen Pegg y Clive, es que ya es pa’ morirse. Qué buen pase dieron!
Luego vino Molina. Lo hizo muy bien también. Pero para esas horas, entre el cansancio y las ganas de tocar con Tundra, yo como que ya quería irme.
Bueno, ahora había que repartir a un montón de gente en 3 o 4 coches. Aaahhh!!!
“Bueno, yo me llevo a Josean y a su mujer y cabe uno más”…”No tú te llevas a los ingleses” “Vale, Dave y Pegg, se vienen conmigo” “Que no, que Hellen quiere irse con Martin”. A tomar por saco! “PJ y Ula, vámonos, tú Clive, en el maletero!”.
Como no podía ser de otra manera, me perdí de camino al Marc Grau y estuve dando vueltas a lo pendejo por Gavà como media hora, hasta que Ula me dijo “Por aquí fue la tercera convención, ahora es hacia allá”. Qué alivio cuando vi la estatuota esa de metal!!!
Pues nada, llegando y a tocar se ha dicho! Y yo que no me oía un carajo hasta el tercer tema! No sé si se oyó bien o se oyó mal, pero es la vez que mejor me lo he pasado tocando en toda mi vida.
Luego vino Enripistas y su grupo. Ese Mother Goose me gustó mucho, aunque yo voy haciendo trampa, pues ya lo había escuchado, jeje. También me gustó más la manera de cantar, como él mismo me comentó, menos “imitando” y más natural.
Y a partir de ahí, volvimos al “Where’s Gabriela?” Desgraciadamente tuve que estar al pendiente de lo que se les ofrecía a Pegg, PJ y Clive y a los Dayglo Pirates y me enteré de la misa la mitad. Me gustó muchísimo el pase de Pegg y compañía, pero si he de ser sincera, como que me acuerdo entre sueños (eso sí, bonitos sueños).
Y de los Dayglo, me enteré menos todavía. Con la insolada que me metí en la mañana, a esas horas tenía un frío de perros y acabé con la chaqueta de Miguel Angel (8 tallas más grande) para el cachondeo de unos cuantos y medio dormida en el césped.
Para cuando se fue la “ilitricida” yo dije “Yo me voy pa’ mi casa”. No podía más. Siento mucho no haberme podido despedir, pero mi body serrain ya no me daba para más (y aún quedaba el domingo por delante!).
Pues el domingo, habiendo descansado más bien tirando a poco, allá vamos, a hacer el güiri con los ingleses.
Llegamos Xavi y yo con los Dayglo al Barcelonia, donde ya nos esperaba Josing con Clive, Ula, Aldo y Andrea (porque Pegg y compañía se fueron por su cuenta a saber dónde). Unas tapas buenísimas, pero oootro problemín, el cantante de los Dayglo no come absolutamente nada de carne, ni leche, ni huevo, ni na’ de na’, así que a conseguirle una ensaladita (por cierto, que tampoco toma ni fuma, qué vida más aburrida!!).
Un rato muy agradable con esta gente.
Entre que unos querían ir al parque Güell y otros querían seguir bebiendo, pues lo lógico, vamos a beber al Parque Güell. Maaaaadre mía! Cómo toma esta gente! No se las conté, pero al irnos habían vasos y vasos y más vasos.
Y llegó la hora de la despedida, Ooohhh! Yo creo que se lo pasaron muy muy bien. Se fueron felices y muy agradecidos por la hospitalidad.
Y por fin, a descansar!!! O al menos eso pensé…
Bueno, pues lunes, de vuelta al trabajo… y cuando creía que todo había acabado, sobre las 12:30 de la noche, rinnng, riiiinnngggg… “Hola, Gabriela, soy Clive. Han cancelado mi vuelo… qué hago??”
Pues qué vamos a hacer, pasarle el marrón al Jose Ignacio, que para eso es el vicepresidente, jua!
Habrá llegado Clive a su destino? Lo sabremos en la próxima convención…

Josu Salbide (Ansoain), socio n. 36
Muchas veces es difícil expresar con palabras las cosas que una persona siente en determinados momentos y en la pasada convención hubo algunos de ellos.
Primeramente, reencontrarse de nuevo con los [email protected] Siempre es un motivo de alegría volverme a juntar con tantos [email protected]
Otro de los atractivos de esta convención, era poder ver en acción a Dave Pegg, ya que como muchos de vosotros sabéis, a parte de su labor como bajista de Jethro Tull también es miembro del grupo Fairport Convention del cual soy un acérrimo fan. Así que imaginaos lo que pude sentir en la víspera de la convención al estar ensayando con JoseIgnanderson nuestro set list y poder tener como bajista al Sr. Pegg. Y no nos olvidemos de Clive, gran maestro de las baquetas y de las manos. Así pues, cuando interpretamos un tema de Fairport llamado “The Wassail song” y el “Living in the past” aquello fue bastante emocionante. Incluso cuando se lanzó a tocar “Life is a long song” y también “Fat man” en compañía de Clive Bunker. 
Y sobre todo, me gustaría recalcar su simpatía y amabilidad para con todo hijo de vecino (me recordaban a alguien, pero a la inversa)
Es de mencionar también la simpatía de P.J. Wright y de Helen, la compañera de Dave, y de su amigo Martin. La verdad es que en mi cabeza ha quedado un recuerdo muy bonito de la manera de ser de dichas personas.
Muchas gracias también a Gorka Gorospe por atreverse a interpretar en directo su versión de “Dun Ringill”.
Al gran JOSEIGNANDERSON por toda su entrega y dedicación para con la convención y los [email protected]
Mi más sincera enhorabuena a todos los participantes del disco de [email protected]; creo que nos ha quedado maravilloso. Un aplauso a Gabriela por su gran empeño en el evento.
Y, por supuesto, a todos los que de alguna manera, con su dedicación y esfuerzo, hicieron posible la 5ª convención. Fue un placer veros de nuevo a [email protected]
Un abrazo.
Josu.
Pd. De los Dayglo Pirates desgraciadamente no puedo opinar porque tuve que marcharme en el momento que iban a empezar su actuación. Supongo que estarían sensacionales.
Go to top