Comentarios

Gus Solé, socio n. 58 (y personal assistant de Mr. Anderson)

Tullianos,

Albert me comentó que algunos de vosotros habeis sugerido que escriba una especie de crónica de la novena convención, desde la perspectiva que da la posición privilegiada que me ha tocado vivir. En primer lugar os quería agradecer la posibilidad de estar ahí. En algunos momentos me habeis visto con cara de sufrimiento, pero en general he disfrutado como un enano!!

Empecemos pues. Adolfo y yo nos dirigimos al aeropuerto en su cochazo tipo agentes del FBI (gracias Adolfo por suministrar el vehículo oficial). Llegamos con 10 minutos de adelanto y la sorpresa fue ver en las pantallas que el avión ya había aterrizado. Primeros nervios, ¿habrán salido ya? Pues no, tras unos 20 minutos de espera aparecen por la puerta de salida Ian Anderson i John O’Hara con paso ligero tras un nutrido grupo de chicas con bandas de miss naranjas que se disponían a celebrar su despedida de soltero por estas tierras. Le comento a Adolfo que si le damos la mano nos podemos llevar una negativa, así que para evitar situaciones embarazosas a las primeras de cambio nos plantamos delante suyo y les saludamos tipo indio: Haw!! Bienvenido a Barcelona bla bla bla. Les ayudamos con los trastos hasta el coche y Adolfo se pone al volante, yo de copi y los dos artistas detrás. Solo arrancar IA me pregunta cual es el planning para el fin de semana, así que yo cojo un “weekend program” cojonudo que había preparado Albert. Me giro para entregarselo... y ya no pude volver a incorporarme hasta llegar al hotel!!! Estuvimos repasando exhaustivamente, punto por punto, todos los actos programados, durante todo el trayecto.

No os imagineis una situación desagradable en todo esto. Muchos me dijisteis que al llegar al hotel bajé del coche muy serio y preocupado, pero simplemente es porque se plantearon varios problemillas que modificaban parte de la planificación y que había que resolver rápido. Esta primera toma de contacto fue tensa por este motivo, pero en todo momento IA fue extremadamente educado, muy serio y muy exhaustivo en los detalles que él consideraba importantes, y que eran necesarios para garantizar que las actuaciones fueran un éxito, tanto la suya como la colaboración con Un Tal Jethro. Es decir, que todas las trabas que surgieron tenían un sentido estrictamente profesional. En ningún momento fue caprichoso ni tuvo ninguna queja en cuanto a hotel, comida, etc…

La primera actividad fue la rueda de prensa. La verdad es que yo en esos momentos sí que estaba atacado de los nervios, pensando ¿y si no hay nadie?. Bueno, muchos medios no había pero sí algunos e importantes. Y para cubrir los vacíos ahí estaba Cristobal Vergara (de eeeh-ROCK) para hacer preguntas con fundamento, y otros Tullianos más que mantuvieron la rueda de prensa despierta durante una hora. El momento “hay algunos fans que me dan miedo… especialmente ese que está al fondo de la sala” fue memorable.

Después primer contacto del trio con el Auditorio. Por lo general las pruebas de sonido fueron muy bien todas. El viernes fue esa especie de ensayo íntimo, que IA temía que se convirtiera en un jolgorio de fans. Afortunadamente todos los Tullianos que había por ahí fueron muy respetuosos con los deseos del jefe y pudieron ensayar tranquilos. De hecho, qué mejor escenario para ensayar que un Marc Grau completamente vacío con la noche cayendo. Tengo que decir que intuyo que quedaron satisfechos con el equipo de sonido y me consta que muy satisfechos con Simon, el tecnico de monitores a pie de escenario. Así que felicidades a Diego y compañía por el trabajo realizado. Luego hablamos de los cortes de luz.

El tema de tener que ir a probar sonido también el sábado, que no estaba previsto, también tiene una explicación muy lógica. El viernes no hubo tiempo de ensayar los temas de Un Tal Jethro en los que se debía añadir IA. Y en eso fue muy claro, si no hay ensayo no hay colaboración. Lo cual es lógico en el contexto de perfeccionismo de IA. Un músico de prestigio no puede salir a un escenario del que después se colgarán 80 videos en YouTube y arriesgarse a improvisar con gente que no conoce de nada. Pues ala, tooodos para el Marc Grau a pasar calor. A la postre, el ensayo casi no hubiera sido necesario ya que los dos temas salieron absolutamente impecables a la primera. Es lo que tiene montar convenciones con músicos excepcionales. El otro motivo de ir el sábado es que IA, FO y JO tenían que montar ellos mismos sus instrumentos, sus pedales de efectos y demás chismes. No quisieron dejarlos por la noche del viernes ya que son muy valiosos y por lo tanto tenían que ir el sábado, antes de que estuviera todo el público allí, a montar sus historias. Explico esto porque lo fácil para ellos hubiera sido traer un “backliner” de su staff que lo montara todo justo antes de actuar, y si no lo trajeron fue precisamente para no generar más gasto a Tullianos (1 vuelo más, 1 habitación de hotel más, …). Os aseguro que la imagen de una leyenda del rock, de rodillas en el escenario con toda la solana, montando sus chismes es muy excepcional, y son detalles que a veces se nos escapan a la mayoría y que deberíamos apreciar.

De las idas y venidas en el coche del Marc Grau al hotel y viceversa no tengo mucho que contar, charlas de buen rollete entre ellos pero bastante seriedad… y yo a lo mío, a conducir.

El sábado por la mañana ya estaba todo preparado para que pudieran ensayar en el salon de banquetes del Flora Park, así que tranquilidad absoluta para mi, y curraco a tope para los que montaron carpas en el bar!! Buffff, de esta me libré jeje.

Quizás lo más polémico de la Convención fue la ausencia de los invitados durante la comida, ya que en un principio habían accedido a estar presentes. Cuando repasábamos el programa el primer día, IA vio que el inicio de la comida estaba programado para las 14:30. Una vez más, muy educadamente y disculpándose continuamente, me dijo que no sería posible que él asistiera a esa hora, ya que en los días de actuación tiene por norma que después de las 14:00 no come y incluso no habla!! El motivo es estar en las mejores condiciones posibles durante la actuación. Así pues, mientras yo me rompía la cabeza sobre como arreglar este lío, él mismo sugirió hacer una sesión de fotos y firmas de 14:00 a 14:30 en el salón del restaurante, lo cual me parece que fue un lujo y la solución perfecta al problema. Además, el imprevisto de tener que ir a probar sonido el sábado nos obligó a ir al Marc Grau a las 16:00, con lo cual tampoco había tiempo de comer en condiciones (verdad Jordi Segura?). Ese fue el motivo por el que Florian Ophale y John O’Hara tampoco se quedaran en el salón y fue más práctico que comieran algo rápido en el bar.

Hay alguna anécdota entorno al regalo que en nombre de Tullianos se le hizo a IA al principio de la sesión de fotos y firmas. En el coche me dijo, una vez más, muuuuuy educadamente, que no aceptaba regalos ya que no podía cargar en el avión de vuelta nada más que lo que ya llevaba. Yo le dije que no eran regalossss, que era UN regalo en nombre de todos los Tullianos. ”¿Cómo de grande?”, y al ver que mis dedos se separaban el tamaño aproximado de una pluma dijo: “OK, quizás pueda cargarlo…” El hecho es que el regalo le gustó mucho. Era una pluma española de 1929, y si me equivoco que me corrija Jose Ignacio que fue el encargado de comprarla. Realmente se sorprendió mucho y insistió en saber cómo habíamos conocido su afición por las plumas antiguas. Al final tuve que decirle que había sido su hijo el que nos había soplado la información. El tema es que nuestra primera elección fue regalarle un chaleco, pero Albert tuvo el acierto de consultarselo antes a James Duncan por si acaso. James nos disuadió por completo en el tema chaleco y sugirió la pluma antigua. Más tarde, Eva Basteiro-Bertolí le contó los detalles de esta historia a IA, y la manera en que su hijo nos había quitado de la cabeza regalarle un chaleco, a lo que IA respondió con un: Thanks God!!!! Good boy… (Gracias a Dios!!!! Buen chico…). Una vez más, gracias a los Tullianos por ser tan respetuosos en la cola y los tiempos. Era algo que también preocupaba un poco al jefe, y creo que se hizo bien, o al menos de la mejor manera posible para que todo el mundo tuviera su foto o su firma en un tiempo razonable.

Pues bien, tras las calurosas pruebas de sonido del sábado por la tarde, Florian decide quedarse en el Auditori (es muy celoso de sus instrumentos) i IA i JO vuelven al hotel.

Comienzan las Actuaciones!! Las actuaciones no las voy a comentar, ya que apenas pude ver algunos trozos, simplemente felicitar a todos los músicos que participaron en la fase previa, por lo que vi y me han contado hubo actuaciones excepcionales.

Y a las 8 y pico en el hotel Flora Park ya empiezo a disfrutar como un chaval!! Ian Anderson con su atuendo de gala en mi coche del FBI camino del concierto. Al llegar poco a poco me voy acercando a la zona del escenario y me doy cuenta de que está petao de gente que empieza a silbar y tal, un cámara de TV3 corriendo como poseido delante del coche, IA diciendome que no quiere que grabe, se lo digo con gestos y por suerte baja la cámara, unos metrillos más y desembarco!! Tensión… sí, pero mola!!! Previamente IA me había dicho que le concedería la entrevista al de TV3, simplemente no quería que le filmaran bajando del coche. Más tarde me enteré de que IA tenía en mente de que al concierto iban a asistir de 50 a 100 personas, que era el número que le habíamos dicho que estaríamos en la comida!! Así que el hombre al llegar al Auditori se debió llevar una buena sorpresa.

Y cuando parecía que ya todo estaba en marcha llegaron los malditos cortes de luz!! Me sabe fatal por Noches de Orion, sonaban brutal, pero les arruinamos el concierto con los problemas técnicos. Y ahí vienen los peores momentos del fin de semana. El chispas del Ayuntamiento de Gavà diciendo que lo suyo está bien, Martin Driver calentandome la oreja de que así no tocarán, Florian preguntando qué pasa, que quieren salir ya, IA diciendo que el que grita del público se calle… DIOS!!!! Si yo lo máximo que se de electricidad es enchufar la nevera!!!! Y mientras tanto los técnicos pim pam pim pam van haciendo, hasta que a la pregunta de ¿habeis resuelto el problema? Responden: “Creemos que si, ya veremos…” No sonaba muy convincente la verdad pero… al ataque!!!! No pude tranquilizarme hasta muy avanzado el concierto y ver que realmente sí se había solucionado el problema. Si llega a haber algun corte durante el concierto de IA, estaríamos ahora con los ánimos muy diferentes. Así de fina es la línea que separa el éxito del fracaso en un evento de este tipo, en el que un montón de trabajo de muchas personas se puede ir a la mierda por un maldito cable que le da por hacer mal contacto.

En fin, los problemas técnicos se fueron de mi cabeza y pude estar un poco por el concierto, que me pareció sencillamente brillante. Creo que Eva Basteiro-Bertolí le puso una nota de color al show y es una muy buen artista. Su canción “Ladys in Black” todavía me ronda la cabeza. Y el fragmento de “Thick as a Brick” fue sublime, despertando una de las grandes ovaciones de la noche. Además tengo que decir que es una chica encantadora y nos ha ayudado mucho en el trato con IA.

Y a propósito de esto me gustaría por un momento ponerme un poco serio. Alrededor de los artistas se suelen generar rumores y chismorreos que hasta cierto punto pueden ser incluso divertidos para charlotear echando unas birras. Estoy muy avergonzado de haber participado en ellos. Estos chismorreos se convierten en un asunto patético cuando conoces la verdad directamente de las personas involucradas. Y la verdad es que la relación entre Ian Anderson y Eva Basteiro-Bertolí es estrictamente amistosa y profesional.

En fin, terminado el concierto FO y JO estaban pletóricos, soltando frases del tipo que había sido un público increible, que estaban acostumbrados a centrarse mucho en el trabajo pero que en esta ocasión habían sentido muy de cerca el contacto con los fans, que habían disfrutado tocando, etc…

IA se encerró en el camerino hasta que salió para lo de la lotería. Me comentó por la tarde si podía participar y yo flipaba!! Pues claro!! Lo que pasa es que para cumplir horarios lo redujimos a los últimos premios ya que sinó hubiera sido eterno e íbamos tarde. En cualquier caso otro buen gesto del míster, y ya van unos cuantos.

De Un Tal Jethro no tengo palabras, son sencillamente espectaculares, y cuando se unió IA otro momentazo de la noche.

Llegaba el momento de la evacuación, casi más peliculera que la llegada, con las vallas y todo el rollo, todos dentro del coche encendido y con la marcha puesta, esperando al míster, que se había ido a saludar a Josu!! En cuanto salimos de ahí IA comentaba divertido que al público le había gustado ese gesto, y a él también… y a Josu la hostia!!! También en el camino al hotel malinterpreté unas palabras de IA en las que me pareció que criticaba el bocadillo de bacon de Ávila de Juanjo!!!!! Imposible!! Más tarde me enteré que de eso nada, se lo zampó entero. Parece ser que últimamente no le estaban sentando del todo bien las comidas (antes de llegar a Gavà) y le daba un poco de miedo el bocata, lo que realmente dijo y yo malentendí fue: “Que coño, si me tiene que hacer daño algo… que sea un bocata de bacon!!!!”

En fin, de vuelta al Auditorio a disfrutar del final del concierto y fin de fiesta, abrazos, despedidas y hasta el año que viene. Noche memorable.

Después de dormir apenas cuatro horitas, gorra de chófer bien encasquetada y a hacer la ruta de las terminales a las 8 en punto. Primero dejé a Florian en la Terminal nueva. El cachondo me soltó entre risas un “Tómate el resto del día libre!!” Al llegar a la terminal vieja, que comparado con la nueva es muy cutre, IA se baja del coche, mira alrededor completamente serio y dice: “ehem… Easyjet… the other Terminal!!” Yo me partía. En fin, abrazo a John O’Hara y… Ian Anderson no me da la mano… no me da el codo… me da un abrazo!!!!!!! Y nos felicita a todos por la organización!!!

En fin, termino ya, quería agradeceros a todos el haberme dado la posibilidad de vivir un fin de semana tan especial. Ha sido tenso, ha sido duro, pero una vez todo ha terminado… y bien, la sensación es que ha sido una experiencia inolvidable.

Agradezco el afecto y reconocimiento que me habéis dado durante el fin de semana, por ejemplo cuando Albert me nombró en el escenario, pero me parece muy injusto por todos los demás que se han dejado el lomo montando el bar, vendiendo tickets, poniendo birras, haciendo bocatas, atendiendo el merchandising, cortando papeletas del sorteo, repartiendo premios, haciendo de segundos conductores,etc… y los que se han dejado el lomo durante meses antes de la Convención haciendo toooooodo el trabajo previo que lleva organizar esta movida. De los Tullianos organizadores yo he sido el que más he disfrutado, así que soy yo el que os digo gracias gracias y mil gracias!!!


Juan Manuel Mascarell, socio n. 93
Tullianos!!!!
Hola, amigos Tullianos !! He alucinado con la experiencia de mi primera convención, TODO me ha encantado. Aunque suene repetitivo, quiero felicitar a los responsables de la organización: el esfuerzo que habéis demostrado, sacrificando vuestro tiempo y vuestro propio disfrute de los actos, ha servido para que los demás podamos pasar un día INOLVIDABLE, y hay que destacarlo y saber valorarlo. Os confieso que apenas pude dormir anoche, no paraban de pasar por mi cabeza imágenes de tantas emociónes vividas horas antes. Me habéis 'capturado', y aunque las placas tectónicas no aproximen Murcia a Gavà en los próximos años, no importa, nos veremos por allí, os lo aseguro.
Un abrazo muy fuerte.
Juanma

Manuel Serrano, socio n. 169
Estas líneas son para felicitaros por tan tremendo trabajo que habeis realizado. os pido disculpas por no poder haberme      despedido, pero no podía estar más tiempo con vosotros tenia el pie y la rodilla hechos una castaña.
Me alegro mogollon de haber asistido por primera vez, pues ya llevaba varios años queriendo ir ,pues mi colega Juan me insistia año tras año,que tenia que ir,hasta que por fin me decidí y en que bendita hora así fue.Que decirte del lugar de los conciertos ,cojonudo y de las actuacionenes, empezando por el clasico de Cristobal hasta la del jefe Ian,pa que las prisas todo chachi,no pude ver la actuación de un tal Jethro,pero ya la veré en el video que grabó Juan.En fin y pensar que  me habría perdido ese gran momento que pasé con vosotros pues estuve apunto de no asistir ,pues como al final me pasó la rodillita me cantó.Albert recibe un fuerte abrazo de este nuevo Tullido Tulliano.

Conrad Mas, socio n. 135
Reitero mis mas sinceras felicitaciones por el evento de ayer.
Es verdaderamente una proeza lo que habéis realizado.
Quien nos podía decir a los incondicionales de Jethro Tull, que un día vendría Ian Anderson a actuar para nosotros, una asociación con tan pocos recursos, pero con gran ilusión. Un sueño de verdad.
A todo el grupo que lo habéis hecho posible, felicidades, sois los mejores.
Cuando tenía 18 - 20 años, a veces soñaba poder ver a los Jethro en la fiesta mayor de mi pueblo........Impensable, algo pueril.
Vosotros lo habéis logrado.
Hubo momentos en los que sufrí por si se iba la luz en su actuación. No nos lo merecíamos.
Ayer de viaje a casa, no me lo podía creer.....
Hoy he vistro en el Telenoticies el reportaje. No sabeis lo importante que ha sido para mí. Mucha gente no sabrá de quién estan hablando. Que más os puedo decir.
Gracias de nuevo.
Perdona por la desordenada redacción, pero es tanta la felicidad, que se me pone "la gallina de piel" como diría Cruyff,  que lo expongo tal como me sale.
Hasta pronto, saludos
Conrad Mas
Igualada

Alfredo Amores, socio n. 44
En principio agradecer a Gus su comentario sobre la novena, dándonos todo lujo de detalles con respecto a nuestro invitados de este año, anécdotas, impresiones y valoraciones vividas y lo que es más importante, sentidas en su fuero interno como bien se traduce de su lectura, y si a esto le sumamos sus impresiones en directo sobre el terreno, en la celebración de todos los actos, la información, sentimientos, emociones y vivencias se acentúan aún más.
Permitirme una comparación aunque se dice que nunca son buenas, yo lamentablemente ni hablo, ni entiendo inglés. Utilizo varios traductores de este idioma cuando me hace falta, casi siempre lo necesito en las redes sociales, os cuento esto pues como ya ha dejado constancia Gus, muchas veces tendemos (yo, el primero) a mal interpretar muchos actos, gestos, palabras, comentarios que nada tienen que ver con su verdadero significado, cuantas veces en el traductor he querido expresar un “yo no sé” y en idioma contrario me lo ha traducido como un “yo sé”. La diferencia es abismal.
Mi impresión en frio, y me ratifico en lo que manifesté varias veces  durante la convención y es que quizás “endiosamos” en demasía a nuestros admirados personajes, en este caso Ian Anderson un músico que para mí no es el único, pero si muy importante como para la mayoría de nosotros, en caso contrario no estaría escribiendo aquí, ahora mismo. Un músico que como persona nos ha influido en nuestro crecimiento personal, hemos sabido captar ese mensaje que nos transmitía a través de su música en aquellos años difíciles de sus comienzos, difíciles para nosotros que estábamos abriendo los ojos a la vida (en mi caso por mi edad casi adolescente) lo que quiero decir es que no me ha quedado la sensación en estos tres días conviviendo de cerca, que sea una persona tan especial como me lo figuraba o se comentaba, todo lo contrario, conozco personas que a menudo te cruzas en un pasillo, escalera, al salir o entrar en el ascensor y ni siquiera te miran a la cara, no son músicos, ni actores ni famosos.
A través de esta ventana de nuestra web, agradecerles personalmente a los cuatro invitados los momentos ya inmortales, junto a ellos que hemos podido disfrutar.
E    n cuanto a la organización y celebración del evento, poco tengo que decir, pues está todo dicho o casi todo, espero impaciente la crónica de Cristóbal Vergara que junto a otras me harán disfrutar como cada año de los aspectos técnicos-musicales del concierto.
Desde aquí, y no quisiera dar nombres por si se me olvida alguno, pero hay personas a las cuales me siento más cercana y no puedo dejar de tener un recuerdo especial para ellas, por su entrega, dedicación totalmente desinteresada, ilusión, que contagian cuando te encuentras cerca de ellos y ellas, ánimos y solo vibraciones positivas cuando compartes personalmente alguno de los vínculos que te llevan al final, y ese final es el resumen de toda la convención 2011, lo positivo, grande, hermoso a superado con creces a esos pequeños inconvenientes, cortes de suministro de energía, problemas en el bar, alguna que otra verborrea fuera de lugar, que por otra parte también tienen que producirse, si no seriamos Dioses. No quiero dejar de nombrar a nadie como decía antes, pero al estar tan cerca de ellos y colaborar desde el pasado viernes con una ilusión indescriptible, deseo si me lo permitís destacar a Nuria, Isabel, Adolfo, Joan, Juanjo, José Luis, Xavi, Jordi, Alex a todos como todos los años y ya son varios, y por supuesto a nuestro “presi” Albert y le dejo para el último para que no me llamen pelota, y públicamente quiero pronunciarle las mismas palabras que le dirigí a Ian.  Albert, Long life. Thank You very much.
La cuenta atrás de la décima, se ha puesto en marcha.
Un saludo para [email protected], a los que conozco y también a los que no, ya los conoceré el próximo año.

Xavi Folch, socio n.53
Un tal Anderson
Eso me han dicho, que Ian Anderson actuó en Gavá el pasado sábado. Se me han puesto los pelos de punta al verlo en el Youtube, más que nada porque el sábado sólo les vi el cogote un rato durante su actuación. Por lo que me han contado, lo que pasó en el escenario (y no sólo Ian) fue una auténtica pasada. Por lo que puedo contar yo, de las cosas de fuera del escenario sólo se me ocurre la palabra colapso, obviando todos los problemas técnicos (que no fueron pocos) seguimos teniendo un serio problema de fuerza laboral.

En lo musical cada año hemos subido un peldaño, incluso este año hemos subido dos o tres de golpe. En el resto de aspectos estamos igual que siempre (o peor, amplificado por la magnitud del evento de este año), haciendo las cosas como si fuese la cuarta, quinta o sexta convención y estuviésemos todavía en família. Pues no, el aumento de gente (de otro pelaje) ha provocado algunos momentos desagradables que nos podíamos haber evitado y no sigo por no enfadarme, lo dejo ahí por si a alguien le apetece pensar sobre ello.

Seguramente se cuadrarán las cuentas, pero hemos perdido una muy buena oportunidad de dejar pagada la X convención. Espero que en lo que queda de mes más gente se haga socia (sólo 2 durante la convención) y no sólo lo hagan para tener el DVD de Navidad de este año. Y espero que unos cuantos repitan (ya se que todos no lo harán) para el 40 aniversario del TAAB, es un buen motivo aunque no venga Anderson.

Perdonarme si estoy un poco gruñón, supongo que habrá otras crónicas con otras visiones. Evidentemente la mía es personal y he tenido grandes alegrías este año, pero tampoco negaré que me he llevado grandes decepciones.

Anderson, de 10 durante los 2 días que ha estado aquí, ya fuera en el escenario o fuera, pero esto ya lo visteis todos.

Codillo con codillo

José Landa, batería de Un tal Jethro
Qué puedo decir?
Esta IX Convención ha sido el premio que los Tullianos os merecéis. El trabajo honesto y bien hecho acaba dando fruto y éste día no se nos olvidará nunca.
Como amante de la música de Jethro Tull, conseguir ver a Ian Anderson en la Convención es un regalo inigualable. Como músico...los momentos vividos con Un Tal Jethro tocando "For a Thousand Mothers" y "Living in the Past" junto a él, son los más emocionantes que he vivido en mi vida detrás de la batería. Gracias por darnos esa oportunidad.
Sóis una gente encantadora, no cambiéis!!!
Nos vemos en la próxima!

Adolfo Molero, socio n. 101
Bueno, pues creo que me toca a mi ahora ya hacer la “crónica”….
Para que nos vamos a engañar, será lo que sea pero a mí me han estado temblando las piernas desde el VIERNES a las 13.40 en el que Gus y yo ,parapetados como corresponde detrás de la valla protectora del aeropuerto , lo vimos llegar, hasta que se metió (o lo metimos) en el fabuloso FBI car el sábado a eso de las 11 y algo…
Todo lo demás forma parte del show…o eso creo.
Me quedo con un detalle. Que alguien como él se coloque detrás de Josu respetuosamente y espere que termine para darle la mano es algo que DESDIVINIZA al amigo. Y es algo que a mi personalmente me puso los pelos como escarpias. Ese detalle no tiene precio.
En fin, ya sé lo que me va a decir Albert al leer esto, pero yo pienso en la próxima y me preocupa….el nivel y el nivel de participación de la gente también.
Todo ha salido mejor imposible (si exceptuamos los cortes de luz y el enésimo fallo de los tiradores de cerveza) pero estoy convencido (como bien hace entrever Xavi) que hubiera habido detalles que podríamos haber mejorado de haber sido más gente participando activamente en esto.
Pero no es momento de reproches, si no de gozo. Y creo que este fin de semana ha sido mágico.
Gracias Albert por tu empeño y cabezonería en querer tirar esto adelante y, sobre todo, por contar conmigo y hacerme partícipe de algo irrepetible. Mención especial para los compañeros de camiseta verde, GUS, ALFREDO, JOAN, XAVI, JUANJO, JORDI (que mejor partenaire que él para poner embutido en el pan mientras tu pones tomate) y ruego un HURRA por la salud de Josu. A cualquiera que le hubiera pasado lo que a él le hubiera dado un pasmo. Y él aguantó el tipo impertérrito….. eso es ser un tulliano como dios manda, preparado para todo.
Salud, y un abrazo a todos.

Paco Jiménez, socio n. 88
Hey Tullianos y Amigos!!
En casa descansando de los viajes y los retrasos de vuelos  de 4 horas.
Este año sí que me apetece hacer Crónica Análisis
Estoy contento en general ,aunque me queda un pequeño resquemor en lo que a mi parte concernía con el hecho de ambientar con buena música en vivo el tiempo Aperitivo-Autógrafo-Comida, creo que se podia haber aprovechado mejor …..la reflexión es sencilla. Si se hubiese montado el piano y el equipo en la otra punta del comedor o se hubiese puesto a Anderson a firmar autografos en el otro lado al final del todo  la gente hubiese podido escuchar tocar a dos grandes músicos  durante los 40 minutos en que estuvo esperando su foto-autografo…la cola se montó justo donde estaba montado el equipo y no hubo manera!
De todas formas en los ratos que pudieron tocar creo que fue una gozada y mereció la pena el esfuerzo de sonorizar y tocar aquellos ratitos que tocaron- tocamos en el salón…o no?
Este año con Anderson por allí no tenía pensado montar ningún sarao con la guitarra en la puerta del hotel , que conste que lo monté porque me lo pidieron algunos pesos pesados como nuestro camera man Juan Angel , y alguno más.
Me apetece tambien hacer un  pequeño analisis musical de IA –JT
Nada que reprocharle!! me parece  grandísimo músico-compositor muy trabajador e inteligente…Tendrá mala fama en otros históricos aspectos como el trato con algunos músicos  y su mal humor, pero creo que tanto Jethro Tull como su carrrera en solitario ha sido su historia personal y ahora son otros tiempos y el ya está mayor ,si ahora le apetece un formato trío sin bajo, sin batería, sin Martin Barre en la eléctrica …pues ya está!! tampoco hay que pedirle mucho más al hombre con 60 y tantos años…
Agradecimientos:
Muchas gracias a Albert en lo personal por su amistad y su confianza. Y en lo general por el esfuerzo relizado y por la buena gestión Vaya presidente!! ,que aprendan de él los políticos…por favor!!
He pasado un gran fin de semana, no me voy  a detener a nombrar a todo el mundo. Hay gente con la que a lo largo de estos 7  años tengo unos lazos bastante cercanos, casi familiares con muchos de vosotros  y con el resto una cordialidad brutal, por que hay que decirlo, por lo menos ese día del año somos todos muy simpáticos,!! …el resto del año cualquiera nos aguanta….
Qiuiero agradecer a mis amigos Mallorquines Sebastián Raimundo y Sebastiá Cardell su confianza y su compañía este fin de semana, creo que deben estar flipando todavía de la buena gente que sois  todos y lo bien organizados que estais CABRONES!!!
Y bueno nos seguimos en el Facebook!! !pero con moderación!! al que se ponga pesao le cantamos aquello de “te borro del Feisbu!!”
UN ABRAZO A TODOS

Jordi Vilalta, socio n. 22

Voy un poco tarde para los comentarios pero aún me dura la sensación de haber vivido algo muy grande. Anderson deberia o ya debe saber que primero de todo es el responsable de haber formado un grupo de amigos y gente cojonuda y que haya venido a vernos es lo más que hemos podido vivir desde que empezó la primera convención. Lo reconozco como una estrella en todo lo que vi o me ha llegado (gracias por el inmenso informe de Gus) que hizo. Sentí una emoción que hacia tiempo que no sentia y la afición por su música sigue igual o mejor que antes. Envidio a los que a pesar del enorme curro, tuvisteis contacto con él, cosa que siempre os puede permitir saludarle en el futuro en algún concierto con pases al backstage. Las anecdotas y posibles accidentes como los problemas con el sonido permiten incluso más aproximación a su amistad. Espero que no olvide la grandísima afluencia de público que hubo y que seguro le indujo a sentir mucho más su actuación. Espero que recuerde nuestra convención como la más ...... de todas la que ha estado. Ya dudamos de cómo pueden ser la próximas convenciones, pero creo que los que organizasteis todo el tinglado mereceriais que os ofreciera un contacto regular u otra visita a otra convención porque verle andar por el Marc Grau era como tener a uno de los nuestros, más solo que él era ÉL.

Gracias a los que habeis enviado fotos, gracias por la dedicación de los que tirais del carro y gracias por ser un grupo de gente fantástica. Espero que IA apruebe el audio y el dvd que se grabó y lo podamos revivir en excelentes condiciones. Un abrazo a todos desde Girona.


Martin Driver, nuestro Tulliano inglés

Congratulations and a big thank you for all your hard work organising another excellent and enjoyable Convention.
As always it was a huge pleasure to spend the weekend with so many of my lovely Tullianos friends in Gava.
You too must be delighted with how successful the Convention was this year, how fantastic to see Parc Grau so full of fans.
All the musical performances were excellent and judging by the audience reaction, everybody seemed to enjoy the concert.
With the help of your fantastic crew you worked hard to ensure everything went smoothly, not only for the musicians but also for the fans too, there are too many individuals to mention by name but they all deserve praise for a job well done.
So once more, a big thank to you and the Tullianos group who helped make the IX Convention a wonderful success.
See you all next year at Convention X
best wishes


Joan Blanch, socio n. 103

MIENTRAS HAYA BURROS ,HABRA GENTE QUE VAYA A CABALLO.
Esta frase la solia decir mi abuelo, y es lo que siento una vez finalizada "NUESTRA" convención. Los qué busquen una crónica de lo que sucedió en la IX convención, que lean los comentarios anteriormente escritos por nuestros socios, algunos de ellos magistrales, como el de GUS. ¡Que grande que eres amigo!. Mis comentarios van más en la línea de lo que se intuyó en la carta de Xavi.

Parecia no ser posible organizar una convención de esta magnitud, con el trabajo de solo un puñado de voluntarios, y lo conseguimos. ¿Pero a qué precio?. El nivel de nervios existente entre los camisetas verdes, era demasiado elevado, empezando por mí, como para qué la cosa llegara a buen puerto, pero al final llegamos, y con matrícula de honor. Nos hemos merecido el reconocimiento de todos, Anderson incluído por nuestro trabajo. Pero para mí esto no es suficiente. Me gustaría que todos vosotros  os implicarais más en "NUESTRA" convención, que por supuesto es "VUESTRA" convención, y nos ayudarais un poco más.
Cómo hacerlo depende de cada uno. Intentar hacer más socios, todos seguramente conoceis a gente que le gusta JT, vendedlse nuestra asociación. Muchos de vosotros sois socios pero vuestras parejas  no lo son, hacedlas socias. Y sobretodo el dia que llegue la convención, poned un poco de vuestra parte, iremos un poco más descansados y tranquilos, y entre todos la haremos crecer.
Para finalizar dos apuntes. No acepto que un Tulliano de pro y socio fundador de nuestra asociación nos niege su ayuda argumentando que le hemos tratado mal y que un miembro de la junta actual y también socio fundador pase absolutamente de todo.
Y ahora para finalizar mi capítulo de agradecimientos:el primero y no podía ser de otra forma para ALBERT, no os podeis imaginar lo que trabaja este hombre para que todo salga a la perfección. En segundo lugar a mis compañeros verdes, XAVI, GUS, JORDI, ADOLFO, JUANJO y ALFREDO. En tercer lugar a la parte músical de nuestra organización: PACO, CRISTÓBAL, GABRIELA y al gran JOSING. En cuarto lugar a los que nadie nombra y se pegarón un hartón de trabajar en el Bar y en el merchandasing: NÚRIA, ALEIX, EVA y TXELL. Y para finalizar muchas grácias a IAN, JOHN, FLORIAN, EVA, UN TAL JETHRO y demás invitados por su gran profesionalidad.
Nos vemos en la 10.


Juanjo Baeta, socio n. 4

Pues si amigos, lo reconozco porque es así. No he estado a la altura. Lo siento y os pido discupas a todos.
Yo los domingos a las reuniones no puedo ir (o no quiero, que es lo que estaréis todos pensando) pero no es excusa. Ante un evento como este me tenía que haber implicado más. Hay un motivo de trasfondo personal que algún dia explicaré a la persona implicada, pero no es motivo para mi actutud. Al fin y al cabo, Tulianos es algo mio, poco, pero algo mio.
Reitero mis disculpas a todos.
Saludos cordiales.

Jordi Chamayou, socio n. 3
En primer lugar valorar la convención como lo que ha sido.......un exito total , increible e impensable.
Todo lo demas ya esta dicho por todos vosotros
Y en segundo lugar quiero comentar algo que me sabe muy mal hacerlo pero me han obligado a ello, pues el comentario de algún socio hace referencia a mi persona, de muy malas maneras o con muy mala intencion y por lo tanto debo  defenderme ya que desde la junta o direccion de tullianos no se ha hecho.
Cierto que soy uno de los 4 socios fundadores
Cierto que soy un tulliano de pro pues dispongo de una de las mejores colecciones de material referente al grupo Jethro Tull
Totalmente falso que haya negado ninguna ayuda a nadie, ojalá hubiera podido ayudar, pero, queridos socios, por si alguien no lo sabe sigo convaleciente después de 3 años, pues sufro un fuerte desgaste de cadera (operable en breve). Precisamente se me critica a mi, cuando en anteriores convenciones he sido uno de los pocos que he dado el callo las 24 horas del dia; ¿o no es cierto?
Y lo mas grave del caso es que el origen de esas acusaciones provienen de un socio que durante los primeros años de tullianos nos tachó más o menos de pringaos por la idea de fundar una asociación y que no ibamos a conseguir nada con ello y por eso no se hacía socio (él solo se bastaba). Por suerte para él, con el tiempo se hizo socio, pues se dio cuenta de que sí se conseguían  cosas que individualmente no se habrían conseguido, estoy seguro de ello. ¿O no es verdad?
Por otro lado, antes de escribir algo hay que saber la verdad pues a mí personalmente nadie me ha tratado mal, sólo faltaría que me dejara tratar mal en una asociacion  que es para pasar ratos agradables. Simplemente hubo diferencias de criterio en algún que otro aspecto.
Y para finalizar y no dar más la paliza (hubiera preferido no tener que escribir todo lo dicho) escribo esto, que es para los tullianos que por un motivo u otro no han podido o no han querido ayudar en algo. Que sepáis no es una obligación, tan solo es una devoción.
Y un último apunte: el que ayuda en todo lo posible, no tiene derecho a criticar a los que no lo hacen, al contrario, han de sentirse orgullosos por su devoción.

Albert Villanueva, socio n. 1

Bueno, he dejado pasar dos semanas desde que acabó nuestra IX Convención antes de ponerme a hacer mi comentario valorativo. Creo que valía la pena dejar pasar un poco el tiempo para valorar con más perspectiva lo que hemos conseguido este año.

Para mí, la valoración no puede dejar de ser muy positiva. Creo que hemos demostrado que una Asociación pequeña como la nuestra puede acabar haciendo grandes cosas. ¡Quién nos iba a decir hace unos años que conseguiríamos organizar algo como esta IX Convención!

Creo que, en términos generales, todo ha sido excepcional. Nada es perfecto y, soy consciente, ha habido cosas mejorables. Pero en términos generales, estoy muy orgulloso de cómo ha ido todo.

Primero de todo, creo que es justo hablar de Ian Anderson. Para mí, ha subido dos escalones más en mi tabla de valores. Durante los próximos diez años le perdonaré cualquier cosa. Para mí ha estado fenomenal. Exquisito en el trato, servicial, disponible y, sobre todo, profesional al cien por cien. Tengo claro que podría haberse limitado a venir, subir veinte minutos al escenario y ya está. Habríamos babeado igual. Pero, no. Anderson nos ha dado muchísimo. Mucho más de lo que nos podíamos imaginar en nuestros sueños. No sólo el conciertos de casi una hora y media (cuando al principio nos habló de 45 minutos). No sólo por los dos temas con Un tal Jethro. La rueda de prensa, los cuarenta minutos firmando y haciéndose fotos, subir al escenario a repartir premios del sorteo, el detalle con Josu cuando marchaba... Indescriptible. Evidentemente, su presencia ha marcado el punto cumbre de nuestra historia como Asociación.

Del resto de invitados, sólo valorar muy gratamente su implicación. John O'Hara y Florian Opahle me comentaron al final del concierto que ellos están acostumbrado a trabajar, trabajar y trabajar. Y que valoraban muy gratamente la proximidad y familiaridad que les habíamos dado. Eva Basteiro-Bertolí fue un gran apoyo en nuestra relación con Anderson. Ella nos sirvió de filtro en muchos casos y siempre estuvo a nuestro lado para solucionar cualquier pequeño problema que se planteara.

Del resto de actuaciones, sólo decir que los comentarios del público eran excelentes. Cristóbal, como siempre, fue calentando el ambiente ayudado por Antonio Cochón a la flauta. Fa's Music Mallorca fueron una las grandes sorpresas de la Convención, con ese aire jazzístico que imprimieron a los temas de Jethro. Tundra, como era de esperar, no defraudaron, a pesar del golpetazo que significó para todos la enfermedad de Pere. Noches de Orión fueron los grandes perjudicados de la Convención. Ellos sufrieron los únicos problemas técnicos de todo el día... Fue una lástima porque todo el mundo valoraba la fuerza que mostraban en el escenario. Y Un tal Jethro se quitaron de encima el mal sabor de boca que les produjo su actuación en la Convención anterior. Espectaculares, potentes y, imagino, aún flotando por poder tocar con Anderson.

No quiero dejar de comentar algo relativo a la economía. El presupuesto ha sido mucho más alto que otros años, evidentemente. Una vez acabe de cerrar pagos, os haré llegar los números. Habrá beneficio, pero hay que valorar el esfuerzo hecho por algunas personas. Por ejemplo, Juanjo, de Ávila, no sólo patrocina económicamente la Convención y hace los bocadillos. El bacon también corre de su parte. Fa's Music Mallorca también ha hecho un pequeño patrocinio. Pero, sobre todo, Adolfo ha conseguido que un grupo de empresas aporten 2000 euros que, no hace falta que os diga, han hecho que fuéramos mucho más desahogados.

A nivel de organización, quería comentar varias cosas. Primero de todo, quiero que tengáis clara la complejidad que ha significado organizar una Convención de esta envergadura. Si lo miro fríamente, me parece imposible que hayamos podido organizar algo así. Yo ya sé que en cualquier Asociación hay poca gente que se implique, que siempre tiene que haber un grupo que tire del carro, que, en general, la gente es muy cómoda. Todo eso ya lo sé. Pero eso no quita para que esperara más implicación y ayuda por parte de los socios. Por eso valoro mucho más la labor de los camisetas verdes (Adolfo, Juanjo, Gus, Xavi, Jordi, Alfredo y Joan) y de otras personas que estuvieron trabajando a destajo (José Luis, al que secuestré para que hiciera bocadillos, mi esposa Núria, Eva, la esposa de Joan, mi hijo Aleix, Txell, la hija de Joan, y mi amigo Rubén, que además de hacernos de traductor en la rueda de prensa, se pasó tres horas vendiendo fichas porque vio que Núria y Aleix estaban superados).

Todas estas personas no vieron prácticamente nada de las actuaciones. Estuvieron trabajando, con una tensión que sólo sabemos nosotros, para que todo saliera lo mejor posible. El resto de socios disfrutó de una cómoda Convención... No me parece mal, pero tengo clara una cosa. Este año contratamos para el bar a cuatro chicos (¡menos mal!). Está claro que el año próximo contrataremos a más gente. No es justo que unos pocos socios trabajen como negros y no puedan disfrutar de la fiesta. Si eso hace que los gastos de la Convención sean mayores y, por tanto, que haya menos beneficios, tenemos que tenerlo claro. Alguien tiene que hacer el trabajo: bocadillos, bar, desmontar el bar después de la fiesta...

Esa tensión que vivimos las personas que llevábamos la camiseta verde ha hecho que se produzcan algunos intercambios de comentarios innecesarios. Yo os pido que no les deis más importancia de la que tienen, y que los veáis como fruto de esa tensión y del malestar propio de la situación. Yo soy consciente de que la mayoría de la gente colabora cómo y cuando puede. Ha habido gente que ha participado más en unas Convenciones que en otras. Para mí, todos los que han ayudado en un momento determinado han conseguido que llegáramos hasta aquí. Nunca hubiera habido una IX Convención si antes no hubiéramos montado una II, una IV o una VII. Disfrutemos de lo que somos. Sintámonos orgullosos de lo que hemos hecho. Sintámonos partícipes del éxito. Valoremos hasta dónde hemos llegado. Impliquémonos en lo que es ser Tulliano.

Vale ya de rollo. Espero que no se me haya pasado ningún agradecimiento ni nada importante...

Lo dicho. Enhorabuena.


Joan Blanch, socio n. 103
Escribo estas líneas para intentar zanjar toda la polémica que parece haber causado mi anterior comentario.
Mi objetivo, puedo asegurarlo, no era crear toda esta polémica ni crear ningún mal rollo. Mis palabras únicamente intentaban concienciar a la gente para que se implique más a la hora de las Convenciones. Seguramente me equivoqué al personalizar tanto, pero os puedo asegurar que me dolió que gente que otras veces se había implicado, este año no lo hiciera. Cada uno decide como afronta las convenciones, pero creo que la gente de peso y que además vive por nuestra zona, debería implicarse más. Mis palabras fueron fruto de la tensión que vivimos todos los camisetas verdes durante la Convención (y no sólo hablo del día 9, sino de los días y semanas anteriores).
Pido disculpas si alguien se ha sentido ofendido o le han sentado mal mis palabras. Nada más lejos de mi voluntad. Vuelvo a decir que sólo quería expresar mi ilusión porque socios con peso dentro de la Asociación se dejen ver mucho más.
Espero que queden zanjados todos los malentendidos y que en la próxima convención podamos trabajar todos a una.

Francesc Carnicer, socio n. 17
Seré breve. Anderson consiguió la redención total y absoluta. Hacia tiempo que no escuchaba a Jethro. Quizá porque las últimas veces que les vi me parecieron faltos de alma, a piñon, y a Anderson más pendiente de Mozart que de Barre. Con su actitud y su entrega demostró que no hace falta ser un cretino para ser un genio. Extraordinario. Y sensacionales Un tal Jethro, con y sin Anderson. Se merecen un Live in Gavà.
De las cuestiones internas  no opinaré, porque no hice nada (mi granito de arena es pagar un poco más de la cuota), pero si es de justicia agradecer el esfuerzo de todos los autoimplicados. MIL GRACIAS. Y un saludo a todo el mundo (¿no teneis la sensación que en la Convención estais con todos y con nadie?). Sonando el Thick as a brick de fondo...

Cristóbal Vergara, socio m. 18
Ha merecido la pena. Hace nueve años se juntó por primera vez un pequeño grupo de chiflados con un grave trastorno mental hacia un cierto grupo musical anglosajón. A pesar de su serio desequilibrio jamás ninguno de ellos soñó en conseguir lo alcanzado en esta última convención. Todo ello se ha logrado gracias sobre todo a un par de personas: Ian Anderson y Albert. Sin la decisión de Ian de acudir a nuestra convención  todo hubiera sido distinto. Gracias al arduo trabajo de Albert que ha sabido organizar como nadie todo este maremágnum se ha conseguido lo imposible. Reconozco que es la primera vez que he visto trabajar al conjunto de socios como una autentica piña y dar el callo. Carteles, camisetas, transportes, bar, etc.. todo logrado por el esfuerzo de Tullianos. Sí, sí… ha merecido la pena.
Acudí a Gavá directamente por primera vez (solía dormir en Barcelona) el viernes 8, en compañía de Antonio Cochón, un nuevo tulliano madrileño que toca la flauta. Nos registramos en el Flora Park a eso de las tres y me fui a buscar a Albert al comedor, cuando me crucé en una puerta con una persona que gentilmente me cedió el paso: era “él”  ¡Ostias, ya estaba Ian allí! Se dirigía a recepción, volví sobre mis pasos unos segundos después para comprobar la cara de asombro de Antonio cuando ambos estaban en el mostrador y pensaba alucinado “¡Leches, lo tengo a mi lado!” Lógico, era su primera vez.
Fui con Albert a organizar al centro cívico el tema de la rueda de prensa. No lo esperábamos y supimos “in extremis” que no acudía solo sino en compañía de Florian y John.
La verdad es que asistieron menos medios de los que estaban invitados, así que “resucité” mi faceta de entrevistador de la revista “Free Rock”, la misma con la que en el año 1993 le hice una entrevista de casi una hora.
Es mi intención transcribir la entrevista entera en el futuro, pero entre lo más magro, adelantaré que tiene apalabrado estudio de grabación para este invierno y que posiblemente para abril del año que viene saldrá algo nuevo. No quiso desvelar si como Ian Anderson o como Jethro Tull. A mi pregunta de si preparaba algún disco o tour especial con motivo del 40 aniversario del “Thick as a Brick” contestó que lo había pensado seriamente y ante mi insistencia de más datos repitió lo mismo. Los tres estuvieron distendidos y contestaron a todos las cuestiones, e incluso Ian se animó a sacar su flauta y deleitarnos con algunas notas.
Terminada la rueda de prensa fuimos al Mar Grau en donde Un Tal Jethro terminaba su prueba de sonido. Fue el turno del trío de Ian junto con Eva Basteiro en un “sound check” que se alargó hasta bien entrada la noche. Algunos tullianos nos dedicamos todo ese tiempo a vigilar el perímetro del Auditori y que nadie acceder al interior. Una vez acabada la prueba, Ian requirió una sala en el hotel para ensayar durante toda la mañana del sábado con Florian y John. Además  a primera hora de la tarde del sábado también ensayaría con Un Tal Jethro el par de temas que querían tocar juntos. Vamos, Ian en su línea: ni un minuto de descanso.  
Por la mañana del sábado acudí con Antonio para ver si era posible realizar nuestra prueba de sonido pero el ingeniero de sonido, en su apática y borde actitud conmigo, se negó a mover un solo dedo por ello. Sería por la tarde, delante del público, como en los peores años. Regreso al hotel y este año allí me encuentro con todos mis amigos, y un nutrido número de nuevos socios de todos los lares que tengo por seguro que una vez han acudido a esta convención no se perderán la próxima.
A la hora de los entremeses, ¡revolución! Anderson se aviene a permitir firmar algo y hacerse una foto con cada tulliano! La gente se pone nerviosa y se atropella como niños en la guardería, pero afortunadamente el gentío aguarda en fila su turno. Iba preparado y me erigí en el fotógrafo oficial para así hacerlas sin flash a pesar de ser en interior. Hice cerca de un centenar, pero fueron más, pues algunos tullianos las tenían que hacer obligatoriamente con su cámara (y con flash) pues parece ser que no les valía la mía. Después de más de media hora haciendo fotos y desgañitándome gritando a la gente que mirara a la cámara uno comprende mucho mejor el recelo que siente Ian por los fans. Yo le apoyo, después de aquello odio a los fans (¡me odio a mí mismo!) incluso sentía cierto odio hacia el ser humano en general.
Una vez la gente ya había conseguido lo que quería, se sosegó el ambiente y la comida transcurrió en un contexto de excitación. Algunos, los que por primera vez habían tenido un encuentro con Ian, levitaban sobre sus asientos y se les marcaba la sonrisa de oreja a oreja.
Durante la sobremesa Fa’s Music nos amenizaron la velada con versiones Jazz de temas de los Tull. Estaba muy bien, pero nunca he sido partidario de este tipo de veladas, pues la mayoría de la gente  lo que quiere realmente es hablar, y al oír la música lo único que se consigue es que la gente hable más alto, generando un atronador murmullo que desvirtúa completamente la labor de los músicos. El escenario me parece el mejor lugar para poder disfrutar de dicho menester.
Después del sorteo de algunos póster y fotos firmadas durante la comida era hora de acudir al Mar Grau para comenzar el concierto. Cuando llegué, Ian terminaba de ensayar con Un Tal Jethro e inmediatamente me tocó la prueba de sonido delante de la gente que ocupaba gran parte de los asientos del Auditori. A pesar de que el ingeniero de sonido me aseguró por la mañana que el CD para la música que sonaría mientras yo interpretaba mis dos primeros temas lo operaria él mismo desde el escenario (como en años anteriores), me encontré con la desagradable sorpresa que me lo había colocado a mi vera para que fuera yo el que me ocupara de darle a la tecla de play/stop y así “se descargara” él de esa complicadísima tarea.
Por fin la presentación de Albert, y como es tradición (¿hasta cuándo?) doy comienzo al sueño de nuestra 9ª Convención con mi tema favorito de los Tull. Para el segundo tema cuento con la ayuda de Antonio a la flauta, que lo hizo fenomenal para ser la primera vez en su vida que se sube a un escenario. La crisis hace estragos y para la parte final del tema no pudimos alquilar unos platillos (¡nos cobraban 80 €!) y utilizamos unas tapaderas de ollas en su lugar, armónicamente no es lo mismo pero es lo que hay.
Para acabar mi “número” se suben al escenario los Fa’s Music Mallorca y entre todos interpretamos el irreverente “Too Old to Colesteroll”.
Me despido de todos hasta el año que viene y dejo solos a los Fa’s Music que lo hacen fenomenal en versiones  jazzísticas de Serenade to a Cuckoo/Aqualung o We Used to Know. Espero que se apunten a futuras convenciones.
Los siguientes eran Tundra. Me encogió el corazón la grave enfermedad que afectó a su guitarrista Pedro y de la que se está recuperando. Lo he visto tocar todos los años y tuve la sensación más triste de toda la emotiva noche cuando me enteré de todo. Su puesto a la guitarra lo ocupó Stephan Meyer y lo hizo perfecto, aun así Pedro estuvo presente durante un lapso de tiempo en voz gracias a un teléfono móvil y mucho más presente en el corazón de todos sus amigos que allí estábamos. Juro que esto es verdad.
Sus versiones son fantásticas y muy personales. Tocaron varios éxitos de otros grupos y algún que otro de los Tull: Lick your Fingers Clean, pero mi preferida fue Godzilla. Su aseveración de que “¡Godzilla es vasco!” es la perfecta definición de lo que es Tundra.
Los últimos “teloneros” fueron Noches de Orión, el grupo de Gavá. Son buenos y hacen un pop/rock agradable pero los pobres fueron los damnificados de la noche. Precisamente cuando interpretaban el temazo de Something on the Move se les fue la luz por tercera vez. Además de injusto, en ese momento cuando tan sólo faltaban unos minutos para la actuación de Anderson ser cernieron unos negros nubarrones que amenazaban con aguar y destrozar completamente nuestra bien planificada convención.  
Momentos de máxima tensión para los técnicos electricistas que tienen que hacer rápidos cambios y todo el mundo cruza los dedos para que no vuelva a ocurrir ningún percance… Ufff, y así fue.
Con algunos minutos de retraso salió ante un Mar Grau abarrotado hasta la bandera de público Ian Anderson para comenzar con su armónica The Sun Whon’t Shine for you, y luego siguió con Life is Long Song. Los fotógrafos nos retiramos entonces de la valla de primera línea del escenario y a partir de entonces las fotos las hice desde más lejos. En Up to me sonaron muy bien y cada canción era ovacionada por un público entregado a una actuación con un ambiente irrepetible. Florian durante todo este tiempo tocaba la guitarra acústica pues todo el concierto discurrió en un set semi-acústico. El concierto continuó con Jack in the Green y luego vino un tema nuevo: Hare in the Wine Cup, muy en la onda de los últimos trabajos en solitario de Anderson. El sorpresón de la noche fue Wond’ring Again, temazo que nunca había tocado en estos 40 años desde que fue grabado. ¡Increíble! Lo mejor de la noche. Luego salió al escenario Eva Basteiro para tocar Ladies in Black y colaborar en el siguiente tema: Thick as a Brick. Referente a mi opinión de ella y para ser respetuoso sólo diré que con lo oído en la prueba de sonido yo aproveché ese intervalo de tiempo para hacer cola y conseguir un bocata y bebida en nuestro bar. Está claro que no soy muy partidario de su estilo.
El concierto de Ian se retomó con Mother Goose y luego vino Andantino, una instrumental con Florian a la guitarra acústica y con Ian y Eva de “palmeros” pues tiene un regusto “flamenco”. De virtuosismo espléndido, comprendo que con este tema sea aclamado en otros países pero creo que España es el país menos indicado para hacer alarde de tocar la guitarra acústica con púa y al estilo flamenco. Es el turno de los solos instrumentales con música de Bach. John O’Hara se lo curró con un preludio de Bach al piano ayudado con Anderson a la flauta, luego el conocido Bouree y para acabar Florian con la eléctrica tocó una versión “heavy” de Tocata y Fuga. Sé que va a causar algo de polémica mi opinión hacia él y es que aunque Florian es un guitarrista muy joven de un virtuosismo ejemplar lo cierto es que yo no oí esa noche nada de su propia factura. La faceta que más alabo es la de creador así que me temo que aunque sea capaz de meter más notas por segundo todavía le queda mucho camino que recorrer a Florian para alcanzar a un genio como Martin Barre. La gente aplaudió mucho esta parte y luego vino el clásico Budapest. En mitad del tema John erró en algunas notas en el teclado, con lo que me temo que Anderson cuando supervise la grabación no va a permitir que se incluya en el DVD. Ovación final cuando todos nos rendidos ante el trío que ya se despedía. Volvió a salir para el consabido Locomotive Breath que, al igual que el resto del concierto, Ian tocó maravillosamente y sonó de manera impecable. Pocas veces he visto que haya exisitido tanta conexión entre Anderson y su audiencia. Fue un disfrute total.
Ian estaba tan contento que se animó a repartir personalmente algunos regalos en nuestra rifa.
A pesar del genial concierto todavía quedaba más de un par de horas de música para clausurar nuestra convención. El show de Un Tal Jethro comenzó con Back to the Family y siguió con el contundente Cross Eyed Mary,  acabando así el primer tramo con Mother Goose, pues después vino el momento tan esperado e histórico: Ian salió para interpretar con Un Tal Jethro For a Thousand Mothers. Fue algo irrepetible y que saboreé lentamente durante todo el tema.
Yo había contactado con José Ignacio en 1988 precisamente por nuestra fascinación común hacia Jethro Tull, y desde entonces he conocido todas sus etapas como aficionado a la música; años atrás cuando formó un grupo que desembocaría tiempo después en Tundra, en la gestación de nuestra asociación Tullianos (y en la que tanto había trabajado), y cuando veo que algo tan impensable hacía una década como tocar con Ian Anderson se ha cumplido, me produce una felicidad interna que se explica tan sólo por ese sentimiento de justicia alcanzada y plasmada sobre uno de tus mejores amigos. Él es quien se merece más que nadie lo ocurrido el 9 de Julio de 2011. Enhorabuena, Josing.
Todavía quedaba otro tema más junto a Ian, Living in the Past, con despedida de todo el auditorio en pie. Luego ya solos Un Tal Jethro retomó su actuación con Life is a Long Song  para continuar con el potente Teacher. Durante el solo de flauta de A New Day Yesterday, Ian, que ya se marchaba al hotel se detuvo a “escuchar” a Josu. Antes de montar en el coche subió al escenario para felicitarle y darle la mano. Fue un gesto muy aplaudido por el publico pero yo lo vi como un gesto que demuestra  la hipocresía del peor Anderson y afortunadamente para nosotros no estuvo casi presente en su visita a Gavá. Si Josu es tan buen flautista como para felicitarle, ¿por qué le obligó a bajarse del escenario cuando tocó con Un Tal Jethro? Si lo que quería era quedar bien, lo fácil hubiera sido que TODOS hubieran tocado juntos los dos temas. Josu no lo había desmerecido en nada. Fue una putada ese feo gesto que tuvo con Josu.
El show siguió con Big Dipper, uno de los mejores de la noche. En Too Old to R&R… Josing salió montado sobre un triciclo. Thick as a Brick también fue una de las canciones mas esperadas y aplaudidas de la noche. One Brown Mouse fue la antesala del mejor tema, para mí, de Un Tal Jethro: Minstrel in Gallery. ¡Geniales! A partir de ese momento vino la traca final con temas poderosísimos como Dharma for One y Aqualung, con José Ignacio ataviado de viejo mendigo. Primera despedida y el bis fue obviamente  Locomotive Breath. Despedida final ante una noche más que memorable. La gente estaba desbordada de sensaciones mágicas e irrepetibles.
Luego unos cuantos viajes hasta el Flora Park para dejar a la gente en el hotel y a descansar mal debido a la sobreexcitación de lo acontecido en esta ya pasada 9ª Convención.
Esta vez me he extendido más que nunca, he necesitado más de dos mil seiscientas palabras y pido perdón por ello pero era mucho lo que había que contar.
Al día siguiente desayuné temprano para hacer camino a Madrid y allí coincidimos por casualidad en el desayuno con Ian, Florian John y Eva. Cuando se marchaban, Antonio, el flautista que acababa de vivir su primera convención me comentaba: “Joder, si me hubieran dicho que nada mas llegar estaría con Anderson en el mostrador codo con codo y que cuando me fuera estaría desayunando junto a él, no me lo hubiera creído.” Le entiendo: hace exactamente un año atrás, si alguien me hubiera dicho que Ian Anderson asistiría a nuestra  convención, daría un concierto y tocaría junto a Un Tal Jethro tampoco me lo hubiera creído. Esta vida a veces te regala sorpresas tan inverosímiles como éstas.

Go to top